Cargando...


Colocación de las ortesis Ponseti

  1. Siempre hay que llevar calcetines bien ajustados con las ortesis Ponseti.
  2. Coloque el pie lo más atrás posible en la bota. Agarre el pie con el pulgar sobre la articulación. Compruebe la posición.
  3. Coloque la lengüeta media asegurándose de que la coloca diagonalmente delante de la pierna en vez de ponerla sobre el pie. Fije la correa central procurando que el orificio pequeño de la lengüeta media esté visible.
  4. Si los dedos del pie están enroscados , póngalos en la posición recta y fije la correa inferior.
  5. Fije la correa superior procurando que se coloque sobre la parte superior de la lengüeta y que el pequeño orificio en la lengüeta quede visible.
  6. Compruebe la posición del talón. Si se ha movido hacia arriba desde que empezó a encajar el pie en la bota, abra las correas y empiece de nuevo asegurándose siempre de colocar el pie lo más atrás posible dentro de la bota.
  7. La correa central debe atarse firme, sobre todo si el talón todavía no ha bajado del todo (lo que puede tardar hasta 6 semanas). Las otras correas deben estar firmes pero no demasiado. En cuanto el pie pueda ponerse plano en el zapato, podrá aflojar la correa un poco .
  8. Fije la barra a las botas. La barra debe tener el ancho de los hombros o ligeramente superior.
Buscar:

Dr. Ponseti

Los padres de niños nacidos con pies zambos pueden estar seguros de que si sus hijos (siempre que no presenten ningún otro problema) son tratados por expertos en la materia, tendrán pies absolutamente normales y aptos para cualquier finalidad practica. El pie zambo bien tratado no es ninguna discapacidad a la hora de desempeñar una vida normal y activa.

Dr. Ponseti

Guía para los padres sobre el tratamiento del pie zambo: El Método Ponseti